Test O’Sullivan

images-11

El test O’Sullivan consiste en una prueba que se hace durante el embarazo para valorar los niveles de azúcar en sangre. Esta prueba es útil para diagnosticar la diabetes gestacional,  complicación más frecuente durante el embarazo. Una diabetes gestacional mal controlada supone un aumento del riesgo de complicaciones obstétricas

En España, por se un país con una alta prevalencia de diabetes, el Test de O’Sullivan se realiza a todas las embarazadas entre la semana 24 y 28. Cuando el embarazo se considera de alto riesgo, se recomienda realizar la prueba también en el primer y tercer trimestre. Esto es en caso de  existir uno o más de los siguientes factores:

  • Edad igual o superior a 35 años.
  • Obesidad, con un IMC (índice de masa corporal) mayor de 30.
  • Macrosomía fetal anterior, la mujer dio a luz a un bebé de más de 4 kg en un embarazo anterior.
  • Alteraciones del metabolismo de la glucosa.
  • Antecedentes familiares de diabetes en primer grado (padres y/o hermanos).
  • Diabetes gestacional en embarazos anteriores.

La realización de la prueba consiste en la ingesta de 50 gr de glucosa diluida en agua por vía oral. No necesitas estar en ayunas para realizarse esta prueba, tras beberte el líquido esperarás sentada durante una hora. Transcurridos este tiempo se te realizará una extracción de sangre.

Todo resultado menor a 140 mg/dl se encuentra dentro de la normalidad y descartaría una diabetes gestacional. En cambio si el valor es entre 140-199 mg/dl es recomendado realizar el Test de Tolerancia Oral a la Glucosa (TTOG) para poder confirmar o no el diagnóstico. El TTOG es conocido como “curva larga” o “curva de las 3 horas”. En esta prueba se administra 100 gr de glucosa a la embarazada y se toman cuatro analíticas seriadas, separadas entre sí por 60 minutos.

Si de estos 4 resultados hay dos por encima del valor límite máximo se diagnostica como diabetes gestacional.  Se te remitirá al endocrino para un mayor control. La mayor parte de las mujeres regulamos nuestros niveles glucémicos con la práctica regular de 45-60 minutos de ejercicio moderado aeróbico y una dieta específica para gestantes diabéticas. Con un glucómetro podemos medir los niveles de glucosa en casa diariamente. Se calcula que sólo entre un 10-20% necesitarán de medicación específica para el control del perfil glucémico.

Si de esos 4 resultado sólo uno te sale alterado, se te repetirá la prueba en 3-4 semanas. Si el valor vuelve a estar por encima se diagnostica de intolerancia a la glucosa. Recomendando las mismas medidas que en el caso anterior.

Es importante y tranquilizador saber que las mujeres con diabetes gestacional bien controlada tienen bebés sanos y partos espontáneos. Si los valores de tus glucemias están dentro de las recomendaciones no habrá necesidad de inducir el parto/nacimiento.

La mayoría de las mujeres toleran bien esta prueba, pero es cierto que existe un número reducido de embarazadas que sienten que es muy molesta. Si sientes que ese es tu caso, acuérdate de coger una botella pequeña de agua y beber algún pequeño sorbo mientras esperas.

Una buena conversación, o cosas que te ayuden a entretenerte, como un libro, una tablett… te harán la espera más agradable. Si vomitas antes de haber transcurrido la hora, la tienes que repetir. Existe una forma alternativa de descartar la diabetes gestacional y es realizando durante una semana un perfil glucémico. Esto consiste en medir 3 veces al día durante una semana la glucemia en sangre con un glucómetro.

Considero que es importante que sepas que todas las visitas y pruebas que se realizan durante el embarazo, son recomendaciones. Cada mujer decide libremente que es lo que quiere realizarse o no. Yo creo que cada uno de nosotros tenemos la obligación de estar bien informadas y con esta información tenemos el derecho a decidir que pruebas o tratamiento deseo.

¿Alguna vez te han hecho esta prueba? ¿Cómo lo llevaste? No dudes en compartir tu experiencia con nosotras.

 

 

error

¿Te gusta este blog? Sígueme y comparte el sitio :)