El sexo mejora el dolor menstrual

Mientras para algunas mujeres la menstruación pasa casi inadvertida, para 1 de cada 3 mujeres se trata de un verdadero castigo. Sienten un dolor tan intenso que hace que no puedan llevar a cabo las actividades diarias.

 images-2 El término médico utilizado para estos casos es dismenorrea. Se trata de un calambre agudo, un dolor eléctrico, quemante e intenso que aparece unos días antes de la menstruación y se mantiene hasta 2-3 días, ocasionado por las contracciones del útero.

Al tener una actividad sexual, ya sea compartida o en solitario, se libera a nuestro torrente sanguíneo sustancias que producen bienestar. Los niveles de endorfinas y oxitocina aumentan durante la excitación sexual y aún más durante el orgasmo. Las endorfinas, muy parecidas a la molécula de la morfina, producen sensación de bienestar y de placer.

La oxitocina es conocida como la “hormona del amor”, la “hormona de la felicidad” o la “hormona de los mimosos”y contribuye a modular el estado de ánimo y promover las relaciones sociales, la empatía, el vínculo afectivo…

Durante más de dos mil años hemos perdido la conexión con nuestro útero. Las mujeres actuales tenemos prácticamente todas el útero tenso, rígido, contraído, espástico, por eso sufrimos de reglas, relaciones sexuales y partos dolorosos.  Esta suele ser la principal causa de las reglas dolorosas, cuando no hay un motivo médico que lo justifique. Desde la antigüedad el útero se representaba como un órgano que puede latir y moverse.

images-3Cuando a causa de esta rigidez, las venas se llenan de sangre y se hinchan, sentimos un dolor sordo e intenso en la zona baja del abdomen, que puede irradiarse a las piernas y zona lumbar. Las contracciones producidas en el orgasmo hacen que la sangre retenida salga propulsada reduciendo la congestión.

Una actividad sexual satisfactoria es un excelente ejercicio que mejora, por tanto, el flujo sanguíneo tonifica la musculatura uterina y nos proporciona una sensación de bienestar y felicidad.

 Además todas las prácticas destinadas a relajar el útero: danzar con el vientre, conectarnos con nuestro ciclo menstrual, sentirnos felices de ser mujeres, hacer yoga, etc.. pueden ayudarnos también a aliviar las menstruaciones dolorosas.

error

¿Te gusta este blog? Sígueme y comparte el sitio :)