Toxoplasmosis: El parásito de la personalidad

21

 

Hasta hace poco se creía que la toxoplasmosis era una enfermedad infecciosa que en la mayoría de los casos pasaba desapercibida y no afectaba posteriormente. Se pensaba que sólo si te contagiabas en el embarazo sus consecuencias podían ser graves.

¿Por qué se creía esto?

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa, causada por un parásito, el Toxoplasma gondii. Este parásito sólo puede reproducirse en los intestinos de los gatos. En las personas adultas sanas suele pasar desapercibida.

Sin embargo, en las mujeres embarazadas la infección por toxoplasmosis puede resultar dramática.

El riesgo de transmisión aumenta a medida que avanza la gestación. Mientras que los daños en el feto suelen ser más graves al comienzo de embarazo.

¿Qué dicen los últimos estudios?

Recientes investigaciones afirman que la infección no pasa sin dejar huella en todos nosotros. Tras la fase aguda de la infección, los toxoplasmas se quedan en “hibernación” y viajan a través del cuerpo para llegar al cerebro del anfitrión, provocando en éste cambios en su conducta. Esto provoca una disminución del miedo y de la ansiedad, una mayor impulsividad y un mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico. Consecuencia de la influencia que tiene el parásito sobre las sustancias químicas del cerebro.

¿Qué podemos hacer para evitar contagiarnos?

  • Evitar comer carne cruda o poco cocinada, a no ser que haya sido congelada a -20º durante un período de tiempo superior a 24 horas.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de manipular carne cruda. Limpiar los utensilios y superficies que se usen para preparar carne.
  • Lavar y pelar las frutas y verduras que se coman crudas.
  • Evitar el contacto con los excrementos de los gatos.
  • Usar siempre guantes de goma cuando se realicen labores de jardinería o similares.

¿Qué pasa con el jamón serrano?

Hoy en día muchas embarazadas reciben información contradictoria. El Ministerio de Sanidad sigue desaconsejando el consumo de embutidos y jamón serrano, a no ser que haya sido congelado previamente.

En 2012, el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) publicó un informe donde se establece una correlación entre el tiempo de salado/curado, el contenido de sal del jamón y la viabilidad del Toxoplasma. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) está pendiente de elaborar un nuevo protocolo sobre el consumo de jamón y alimentos curados en el embarazo.

Anemia durante el embarazo

images-14

Muchas de vosotras habréis oído hablar de la anemia durante el embarazo. Creo que es importante explicar con detalle las características especiales de este tipo de anemia.

La gestación es un proceso natural pero constituye una etapa de gran vulnerabilidad tanto para la madre como para el hijo. El aumento del volumen de sangre es uno de los cambios más importantes que tienen lugar en el cuerpo de la embarazada. Su finalidad es facilitar el crecimiento y desarrollo del feto.

Estos cambios comienzan ya tras la implantación del embrión y van aumentado a medida que las semanas de embarazo avanzan.

El cuerpo de la madre trabaja extra para satisfacer el aumento de las necesidades de oxígeno y de hierro. Todos sabemos lo importante que es el oxígeno para vivir, pero desconocemos que el hierro es necesario para la producción de la hemoglobina. Una proteína presente en los glóbulos rojos encargada de llevar el oxígeno a las otras células.

Anemia fisiológica del embarazo

Durante el embarazo  el volumen sanguíneo de la madre aumente considerablemente, es decir, necesitamos que haya más sangre para poder oxigenar nuestro cuerpo y el de nuestro bebé.

Pero la sangre está formada por 2 elementos bien diferenciados. Una parte es el plasma. Se trata de la parte líquida, en ella están inmersas la otra parte que son diferentes células, llamadas elementos formes. Estos son glóbulos rojos, blancos,plaquetas, entre otros.

Para nuestro tema nos interesa diferenciar entre plasma y los glóbulos rojos o eritrocitos. Vamos a pensar en los vídeos de «La vida es así», el primero sería el líquido que habría entre los diferentes personajes que circulan por los vasos sanguíneos. Estas figuras serían los elementos formes.

Durante el embarazo el aumento del plasma (el líquido) se inicia muy temprano y de forma lenta. A la semana 25 ha aumentado mucho . Al final del embarazo  puedes tener  entre 1250 a 2000 ml más de volumen plasmático.

La otra parte, te acuerdas,  los glóbulos rojos, también aumentan durante la gestación, pero de un modo más lento y menos pronunciado que el plasma. Esto provoca una disminución de la concentración de glóbulos rojos.

¿Qué significa esto? Que si analizamos una gota de sangre de una mujer embarazada veremos que hay menos células flotando, es decir,  los glóbulos rojos estarían más separados y en menor cantidad. Pero, recuerda, que  esto es un proceso normal, que se conoce como “Anemia dilucional” o “Anemia fisiológica del embarazo”.

Globulos-rojos-blancos-Analisis-sangre-PAELLACHIPS

Anemia ferropénica

Hay mujeres que no soportan la sobrecarga que supone el embarazo en su cuerpo y su hemoglobina baja por debajo de 11 g/l. El 90% de estos casos se producen por anemias ferropénicas, es decir, por falta de hierro.

La anemia se detecta frecuentemente en los análisis de sangre rutinarios que se hacen durante la gestación. Pero hay ciertos síntomas a los que debes estar alerta. Si te sientes muy cansada, apática, padeces dolor de cabeza frecuente, uñas quebradizas, tienes un color pálido de la piel y las mucosas o sientes dificultad respiratoria y latidos cardíacos acelerados al realizar las tareas cotidianas que antes no suponían ningún problema, no dudes en hablarlo con tu matrona, ell@ te solicitará una analítica y valorará la necesidad de añadirte un suplemento de hierro y/o explicarte las recomendaciones dietéticas.

Prevención

Una buena nutrición es algo muy muy importante. Si desde antes del embarazo te alimentas equilibradamente es más fácil tener bien abastecidos los depósitos de hierro y otros nutrientes fundamentales para tu salud. Durante el embarazo se recomienda una dosis de 30 mg diarios de hierro.

Te dejo un listado de los alimentos que contienen mayor cantidad de hierro en su composición. De ellos los que provienen de origen animal tienen una mejor absorción que los de origen vegetal. Lo ideal es juntarlos, así aumentas mucho más su efecto.

tabla alimentos ricos en hierro

 

 

error

¿Te gusta este blog? Sígueme y comparte el sitio :)