Climaterio y menopausia (Parte 1)

«Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena. » Ingmar Bergman

El climaterio es una etapa en la vida de la mujer que abarca el período de tiempo que precede y sigue a la menopausia. Cumplir años s tan inevitable como deseable. Actualmente la mayoría de las mujeres llegamos a vivir esta etapa porque nuestra vida es más larga. Por tanto, necesitamos conocer los cambios físicos y emocionales que suceden.

La menopausia es el cese permanente durante al menos 12 meses de la menstruación. Normalmente entre los 45 y 55 años, aunque puede ocurrir antes o después. Hay situaciones que pueden adelantar esta fecha. Por ejemplo: una alimentación deficiente o el consumo de tabaco o alcohol.

¿Cómo sabré que ha llegado?

Los desarreglos menstruales son la manifestación más habitual, las reglas pueden aumentar o disminuir en abundancia de sangrado y duración.

Los sofocos pueden producirse 2-3 años antes de que la regla desaparezca del todo.

¿Por qué sucede?

En esta etapa el control cíclico de la ovulación y de la menstruación empieza a vacilar. Nuestros ovarios ya no producen hormonas suficientes para mantener el sistema en funcionamiento.

Puede que recuerdes los altibajos físicos y emocionales que sufrías en la pubertad. Estos eran debidos a que nuestro cuerpo estaba iniciando el sistema hormonal. Con la menopausia sucede lo mismo, pero a la inversa.

La menopausia en nuestra sociedad

Históricamente arrastramos la ignorancia, las mentiras y la ridiculización de esta época. Lo que debería ser una transición natural entre nuestra etapa reproductiva y la segunda mitad de nuestra vida, se ha transformado, debido al desconocimiento y la falta de información, en una situación traumática y difícil de asumir para muchas de nosotras.

Durante siglos, la religión, los modelos culturales y sociales, han potenciado únicamente nuestra función de madres. Millones de mujeres la han asumido como la única razón de su vida.

Pero las mujeres hemos comenzado a hablar, a conocernos, a descubrirnos como personas, como seres integrales, más allá del modelo de belleza, de la maternidad, de la pareja…

Cuando hablamos entre nosotras nos damos cuenta que cada una vive estos cambios según su realidad, su familia, su trabajo, sus amistades. Vivimos la menopausia de forma diferente, pero, a todas en general, nos asusta envejecer en una sociedad donde la belleza y la juventud son sinónimos de éxito.

Entre todas estamos cambiando esta sociedad. Para muchas esta situación es el comienzo de la independencia, del aprendizaje de si misma, del desarrollo global de sus capacidades, del descubrimiento de una sexualidad sin temores… Es la etapa de la sabiduría y la reflexión. En sus inicios miramos hacia atrás y consideramos dónde hemos estado, hasta dónde hemos llegado y dónde nos gustaría llegar.

La vida nos coloca en una encrucijada. Ya no podemos quedarnos sentadas de brazos cruzados a esperar que el cuerpo se mantenga vital sin una aportación activa y cambios en el estilo de vida. Debemos cuidarnos y mimarnos para estar activas y saludables.

No estás sola.

“Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio.”  Paulo Coelho

La vida está llena de desafíos. Muchas veces conseguimos salir victoriosos pero hay otras ocasiones donde los miedos o los diferentes obstáculos que vamos encontrando a lo largo del camino nos suponen retos inalcanzables.

En mi caso la maternidad ha sido la mayor aventura que he vivido. Surgió en mi un deseo irracional y mamífero que nacía de las entrañas y no de la cabeza. Mi metamorfosis había comenzado. En nuestro caso el embarazo tardó bastante en llegar y una sensación de vacío interior llenaba los días. Quien haya pasado por ello entenderá de lo que hablo. ¿Cómo puede doler tanto la pérdida de algo que todavía no has tenido?

Te sientes en una noria, te levantas contenta y esperanzada, pensand en que todo irá bien, seguro que este mes lo conseguiréis, pero luego puedes bajar a lo más profundo del pozo. Nervios, emociones muy complejas y dolorosas, sentimientos de incomprensión, desencuentros con la pareja, culpa, miedo a las técnicas de fertilidad…

En esos momentos yo no conocía el coaching. Hoy sé que es una técnica que puede ayudarte.

Tim Gawley lo define como “el arte de crear un ambiente a través de la conversación y de una manera de ser, que facilita el proceso por el cual una persona se moviliza de manera exitosa para alcanzar sus metas soñadas”.

Personas lluvia 5

Tu coach te ayudará a analizar la situación con realismo, explorar tus sentimientos ambivalentes, adoptar estilos de vida favorables, superar bloqueos. Te motivará a trazar un plan de acción de acuerdo con tus necesidades y tus recursos.

Libérate de tus miedos. No estás sola.

El desafío de la alimentación complementaria

650_1200La introducción de alimentos es un momento de gran emoción en la crianza de los hijos. Las rutinas familiares cambian otra vez, generando cierto estrés y ansiedad.

Posiblemente si tenéis un bebé de 4-6 meses estaréis siendo “bombardeados”, con infinidad de comentarios y preguntas sobre la alimentación de vuestro hijo. Es muy común que familiares, amigos e incluso algún que otro desconocido os «indique» cuándo, con qué, cómo y cuánta cantidad de alimentos deben consumir vuestros hijos para que tengan un correcto desarrollo. Personas que indudablemente lo hacen con las mejores intenciones, pero con pocos conocimientos.

Para poder responder con seguridad y tranquilidad a esas personas recordar que lo más importante no es el cómo ni el qué sino el CUÁNDO.

Tanto la Asociación Española de Pediatría (AEP) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida. Por eso salvo en casos excepcionales los expertos en salud coinciden en que lo mejor es esperar hasta que el bebé tenga al menos 6 meses para empezar a ofrecerle otros alimentos.

Aproximadamente a esa edad es cuando el sistema digestivo es lo suficientemente maduro para digerir otros nutrientes diferentes a la leche. En esa época vuestro bebé:

  • Será capaz de mantenerse sentado sin necesidad de apoyo.
  • Habrá perdido el reflejo de extrusión que hace que los niños expulsen la cuchara con la lengua.
  • Mostrará interés por la comida de los adultos.
  • Sabrá mostrar hambre y saciedad con sus gestos.

Será vuestro bebé el que os dirá cuando está listo y entra dentro de la normalidad que cumpla los 6 meses y no esté preparado. Esto no es una competición, no hay prisa. Todos vemos normal que un niño dé sus primeros pasos solo con 16-18 meses, pero nos produce mucha ansiedad y preocupación si no comienza a comer a los 6.

La recomendación es aproximada, a esa edad se da el desarrollo madurativo que hemos explicado y los bebés comienzan a interesarse activamente por la comida, creciendo en ellos un deseo natural de descubrir e imitar lo que hacen los adultos. Habrá ocasiones que deseará la comida de vuestro plato más que la suya.

Todos los bebés sanos tienen este deseo de imitación y curiosidad por las cosas que están a su alrededor y nosotros como padres tenemos que aprovecharlo. Siempre ofreciendo y nunca forzando. El momento de labebe-comiendo comida debe ser divertido.

Otro concepto importante es recordar que hasta el año la leche sigue siendo el alimento esencial. Los estudios científicos han demostrado que la leche cubre todas las necesidades hasta los 6 meses.

En ese momento los bebés comienzan a estar más activos y aumenta ligeramente la demanda de hierro y zinc. Así que no hay prisa. El objetivo es que sobre los 2 años vuestro hij@ coma casi de todo. Pero durante todo ese proceso será natural que a veces no acepte bien ciertos alimentos o tenga períodos de querer sólo leche. Y no pasará nada. Todos tenemos días de menos apetito.

Una situación bastante estrenaste suele ser el día de la revisión de los 6 meses. Quizás el pediatra os haya dado una hoja con recomendaciones. Lo curioso es que cuando habláis con otros padres observáis que son diferentes. ¿Por qué? La explicación es muy sencilla. No existe una manera correcta o incorrecta de introducir la alimentación complementaria. La lista siempre es en función de las preferencias del bebé y la familia y depende de la época del año y la zona donde vivís. No hay una verdad absoluta ni un orden o combinación correcta. Acordaros lo verdaderamente importante es el cuando.

Y ese cuando lo marcará vuestro hijo. Así que en el momento que sentís que ya está preparado podréis comenzar ofreciendo aquellos alimentos que le llamen la atención, porque los aceptará mejor. Sólo hay unas pocas limitaciones realmente justificadas a tener en cuenta:

Los alimentos se introducirán de uno en uno con unos días entre cada nueva incorporación. Para poder detectar intolerancias o alergias.

Hasta el PRIMER AÑO evitaremos la leche entera de vaca, por riesgo de intolerancias; las verduras de hoja verde, por los nitritos y la miel, por riesgo de intoxicación a causa del Clostridium botulini.

Hasta el SEGUNDO AÑO de vida el pescado azul grande y mariscos, por la acumulación de metales pesados; el huevo crudo, por el riesgo de infección por Salmonela.

Hasta el CUARTO AÑO no introduciremos por riesgo de atragantamiento los frutos secos enteros.

Recordar que la cantidad de comida la marca el niño. Nunca le obligaremos a comer, nosotros ofreceremos variedad y el bebé empezará a probar. Si esta vez no le ha gustado, lo volveremos a ofrecer más adelante, quizás combinado con algún otro alimento que sí le gusta.

Tradicionalmente, en España, se ha recomendado el paso de la lactancia a los sólidos utilizando los alimentos triturados en purés o papillas. En estos casos, el bebé aprende a tragar primero y más adelante, a masticar. Sin embargo, actualmente existe otra propuesta llamada baby led weaning o alimentación liderada por el bebé. Consiste en introducir los mismos alimentos pero en trozos lo suficientemente grandes para que el bebé pueda sujetarlos con la mano. Los trozos deben poder  deshacerse con facilidad con los dedos, pues así sabremos que el bebé será capaz de deshacerlo con la lengua y las encías.

Con este método hacemos que el niño sea el principal actor y aprovecharemos esas dos cualidades propias de su edad: la curiosidad y la imitación.

La realidad del post-parto

mama-cansada-945x525

Con frecuencia las recién estrenadas mamás me preguntan porqué nuestra sociedad sólo ofrece la cara comercial y feliz de la maternidad y la crianza.

Tristemente esto suele ser lo habitual. No recuerdo que nadie durante mi embarazo me explicase la verdadera realidad de ser madre.   Siendo muy  importante saber que es un camino lleno de subidas y bajadas.

Nadie te explica que muchas mujeres nos sentimos solas al estrenar nuestra maternidad, porque vivimos en familias nucleares, a veces alejadas de nuestros padres y hermanos. Que  nuestras parejas disponen sólo de unos pocos días de paternidad antes de tener que volver al trabajo.

Así, a solas con nuestro bebé en casa, comienza una etapa intensa en que nuestras emociones parecen subidas a una montaña rusa. El modelo tradicional de madre implica una dedicación exclusiva con unas altas expectativas. Queremos hacer lo correcto en cada momento, pero no disponemos de quien nos guíe. Antiguamente las mujeres más mayores cuidaban de la parturienta durante la cuarentena. Esto permitía que la reciente mamá tuviese un tiempo de reposo y atención exclusiva para su hij@. Acompañada y asesorada por otras madres.

Hoy nuestra realidad es muy diferente. Por eso a veces crece en nosotras un pánico sordo cuando el bebé llora y tenemos la sensación de no ser capaces de calmarlo. Cuando los pechos duelen y tenemos ganas de llorar y llorar. Cuando nos sentimos irritadas, alteradas y nuestro bebé está nervioso. Cuando no encontramos el tiempo para vestirnos y salir a la calle se hace una hazaña imposible. Cuando los 5 minutos que duran la ducha son un lujo asiático. Cuando no sabemos a quien preguntar y cuando sin preguntar recibimos constantemente consejos y juicios. Cuando recibimos muchas visitas en casa y en cambio el sentimiento de soledad nos invade. Cuando la culpa y las dudas nos hacen suponer que no somos capaces de criar a nuestro bebé.

La mayoría de las mujeres no contamos con el apoyo y la tranquilidad que necesitamos durante el periodo de post-parto. La pareja es importantísima en esta etapa, pero no es suficiente.  Los dos estamos iniciándonos en la aventura de ser padres y tenemos nuestros respectivos miedos y temores.

Disponer de una persona que nos ofrezca sostén emocional, que nos cuide y nos guíe es importante para el bienestar de toda la familia.

Bienvenidas a mi blog

images-20 Hoy ha venido al mundo un nuevo blog, uno más entre muchos. Hace meses comencé a ilusionarme con la idea de crearlo. Tuve que luchar contra mis temores y mis creencias limitantes: ¡No serás capaz de hacerlo! ¡No le interesará a nadie!…

Han sido meses donde las dudas y el miedo a lo desconocido bailaban junto a la ilusión y la emoción de crear algo. Hoy es el día de su nacimiento y siento una alegría inmensa.

 Sé que soy la responsable de él. Por tanto debo cuidarlo y alimentarlo con contenido original y de calidad para que crezca fuerte y sano.

 Te preguntarás: ¿por qué abrir un blog?. Tengo varias razones.

 1ª  Porque veo frecuentemente mujeres que sufren por falta de información o falta de apoyo. Mujeres que se sienten solas e incomprendidas ante lo que sienten durante el embarazo, la crianza, la menopausia… Pretendo dar información objetiva y recursos para que sean capaces de gestionar su salud y tomar sus propias decisiones.

 2ª Para expresarme. Tengo mucho que contar y quiero demostrarme a mí misma que puedo ser creativa.

 3ª  Para romper creencias obsoletas o mitos infundados.

 4ª  Para promocionar mi profesión de matrona, porque somos los profesionales sanitarios más capacitados para acompañar a las mujeres en todos sus ciclos vitales.

 Muchas gracias a todos aquellos que me acompañáis en este viaje, a las madres y parejas que decidáis confiar en mi durante estas etapas tan importantes y a la vida, por darme la oportunidad de crecer mediante la creación de este blog y de ofrecer mi ayuda a quien pueda serle útil.