¿Cómo el MÉTODO NACES puede disminuir el miedo al parto?

¿Tienes miedo al parto? Tranquila, no eres la única. Los expertos afirman que cerca del 14% de las mujeres sufren un miedo irracional al parto y su prevalencia está aumentando considerablemente desde el año 2000. No sabemos la estadística, pero por experiencia profesional y personal diría que la gran mayoría de las mujeres sentimos miedo en mayor o menor grado al hecho de tener que dar a luz.

Parir y nacer es un proceso fisiológico que viene haciéndose desde el inicio de la humanidad. Nuestros cuerpos de mujer están preparados para ello, pero por diferentes motivos, de los que hablaré otro día, hemos ido perdiendo en los últimos 40 años esa conexión y esa confianza en nosotras mismas.

Hay miedos para todos los gustos: miedo al dolor, a que sea un parto largo, a que el bebé tenga algún problema, a comportarse de «modo extraño», a no ser capaz, a una cesárea…

El Método NACES es una técnica de preparación al parto que ayuda a la mujer a vivir el nacimiento de su bebé como un acontecimiento positivo, con más calma y confianza.

Se basa en diferentes disciplinas como la  Programación neurolinguística, la hipnosis y la psicología-neuro-inmunología. A través de técnicas de carácter emocional y mental, se consigue que  la experiencia del nacimiento sea vivida desde la confianza y no desde el miedo. Se aplica en muchos países desde hace más de 25 años, con el nombre de Hipnoparto o Hipnonacimiento, aunque en España es bastante reciente.

WhatsApp Image 2018-07-06 at 21.09.13

El objetivo es reducir el miedo al parto y así romper el círculo vicioso entre miedo-tensión-dolor. A mayor miedo, mi cuerpo segrega hormonas de estrés que provocan que todo mi cuerpo esté en tensión y mis músculos más rígidos, aumentando así la sensación dolorosa, que a su vez hace que tenga más miedo.

Si quieres saber más sobre este método, el jueves habrá una charla. En la foto de abajo, puedes encontrar la información para inscribirte y si quieres más información sobre las sesiones individuales o grupales, no dudes en contactar conmigo.

WhatsApp Image 2018-06-27 at 18.16.57

 

 

 

 

 

Plan de Parto

Ya has pasado el primer trimestre de embarazo y aunque queda mucho para el nacimiento de tu bebé, en tu mente ya comienzan a rondar preguntas, dudas e incluso miedos sobre el día de su nacimiento. El Plan de Parto es una herramienta que puede ayudarte a tener un poco más de tranquilidad ese día.

Un Plan de Parto (o Plan de Nacimiento) es un documento donde ser recogen tus deseos, expectativas y preferencias sobre la asistencia que te gustaría tener en ese momento tan especial. Temas como el tipo de analgesia, la rotura de la bolsa amniótica, la administración de oxitocina, el contacto piel con piel con tu bebé, el tipo de lactancia…son reflejados en este documento.

Se trata, pues, de un recurso para que manifiestes de manera indivualizada tus deseos, tus miedos y las particularidades que quieres que se tengan en consideración. A través de él muestras tu conformidad o no con las distintas intervenciones y protocolos que se realizan en los hospitales. Para ello, es imprescindible estar bien informada y saber cómo trabajan los profesionales sanitarios que te atenderán.

Dar a luz es un proceso fisiológico, en el que intervienen multitud de factores. Y tú tienes el derecho a decidir libremente el tipo de atención y los procedimientos que deseas, pero sin olvidar que pueden suceder muchísimas cosas a lo largo de todo el proceso y los profesionales sanitarios tendrán en cuenta lo que has reflejado allí, siempre y cuando no haya una situación de urgencia.

El Plan de Parto es tu deseo y una buena vía de comunicación con el personal sanitario. Pero quizás las circunstancias impredecibles hagan que no pueda cumplirse enteramente. Y recuerda que tú puedes modificarlo o incluso revocarlo en cualquier momento.

Cada persona ha tenido experiencias diferentes a lo largo de su vida. No es lo mismo si es tu primer bebé o si ya has dado a luz anteriormente, si este fue un nacimiento rápido y sin complicaciones o no. Por eso cada una de nosotras tiene unas necesidades y unos deseos distintos. Para ti puede ser muy importante que no te canalicen una vía, porque tienes terror a las agujas, mientras que para otra mujer ese es un tema que no le preocupa.

Piensa que la elaboración del Plan de Parto te ofrece una preciosa oportunidad de reflexionar sobre qué clase de parto deseas y que nacimiento quieres darle a tu bebé. Un buen momento para comenzar a redactarlo es al inicio del tercer trimestre. Se trata de un periodo de sentimientos confusos, donde se mezclan las ganas de conocer al bebé con las de acabar la gestación. Acompañado de un aumento de las preocupaciones relativas al día del parto.

Si quieres más información no puedes perderte la charla/taller del día 10 de Julio en Albabia o contacta conmigo a nivel individual si te surgen dudas.

WhatsApp Image 2018-07-04 at 13.27.20

Charla «La comunicación con los hijos»

¿Has sentido alguna vez que te cuesta comunicarte con tus hijos?. ¿Parece que habléis idiomas diferentes?. El mundo emocional de los niños es tan complejo como el de los adultos y eso dificulta el entendimiento mutuo.

En esta charla hablaremos del arte de la comunicación.  Ofreceremos algunos consejos y revisaremos los obstáculos más frecuentes que encontramos en las relaciones entre padres e hijos.

Te esperamos el miércoles 4 de Julio!!!

WhatsApp Image 2018-06-27 at 20.09.02

Cómo afecta el parto a la lactancia materna

El parto es un proceso fisiológico natural con el que las mujeres terminan su embarazo. Se trata nada menos de la llegada al mundo de una nueva vida.

No es un acto quirúrgico, sino un hecho trascendental en la vida de las familias que debería tratarse con todo el respeto y dignidad que se merece.

Lo ideal es que su inicio sea espontáneo, se desarrolle y termine sin complicaciones, culminando con el nacimiento y no implicando más intervención que el apoyo integral y respetuoso del mismo.

3467632119_d400447422_o-1024x683

En España, todavía hay muchos hospitales, donde el modelo más común de parto es el que se conoce como “parto medicalizado y dirigido” aunque poco a poco se van implementando otros modelos más respetuosos con la evolución natural del parto.

El parto medicalizado implica intervenciones y manipulaciones que pueden provocar efectos colaterales para la madre y el bebé y pueden entorpecer la lactancia materna.

Por ejemplo, la anestesia epidural, este tipo de anestesia implica  la necesidad de realizar otras intervenciones como son la administración de suero intravenoso para evitar que la tensión arterial de la madre baje demasiado. Está comprobado que las ingurgitaciones más importantes suelen suceder en mujeres que han recibido suero intravenoso o epidural en su parto, por la retención de líquidos.

La inmovilidad de la madre con epidural, hace que haya más partos instrumentados por bebés que no logran descender adecuadamente por el canal y mamás que no pueden realizar los pujos con la misma fuerza y energía que sino tuviesen la epidural. En los partos instrumentados suelen realizarse episiotomía, provocando que la mujer tenga más dolor y molestias al sentarse, que afectarán a la hora de dar de mamar.

Además los partos instrumentados pueden afectar nivel emocional, generalmente son procesos traumáticos tanto para la madre como para el bebé y  hace más difícil la creación del vínculo materno-filial. La confianza y la autoestima de la mujer pueden quedar dañados. Estas mujeres pueden tener la sensación de haber fallado, de no haber sido capaces de parir.

Uno de los efectos secundarios de la anestesia epidural, es la disminución o anulación de las contracciones uterinas del parto. Para contrarrestar esto se administra a la embarazada oxitocina intravenosa que puede provocar sufrimiento fetal o bebés más cansados, que nacen con menos instinto de succión. Retrasándose así la primera toma. 

La cesárea puede provocar dolor en la madre e impedir que pueda moverse libremente y amamantar con comodidad. La evidencia científica demuestra que la episiotomía sólo es necesaria en contadas ocasiones.

La cesárea en sí misma no retarda la subida de leche ni disminuye la capacidad para lactar. La causa del posible retraso, es debida a rutinas hospitalarias, como el mayor tiempo de separación madre-bebé o el menos número de tomas debido al dolor que sufre la madre. La recomendación sigue siendo poner al bebé al pecho durante la primera hora de vida, siempre que la situación clínica del bebé y de la madre sea estable.

Hay múltiples estudios que demuestran que el uso de antibióticos durante el parto puede alterar el equilibrio de la flora bacteriana y provoca un aumento de las mastitis.

Pero las intervenciones médicas no afectan sólo a la madre, también tienen sus efectos sobre el bebé. En el año 2006 un estudio demostró que el uso de anestesia epidural en el parto puede influir el la capacidad del recién nacido para mamar, pudiendo producir una succión caótica. Es más frecuente que los niños nacidos en partos con anestesia epidural tengan más problemas de agarre al pecho materno.

La oxitocina, acelera la frecuencia y la intensidad de las contracciones y puede provocar que el bebé nazca más estresado, cansado e irritable, con poca predisposición a mamar.

A modo de resumen podemos decir que cuanto más fisiológico sea el parto, y menos ayuda medicalizada haga falta, más fácil y satisfactoria será el inicio de la lactancia materna.

 

Programa VITAE

Hace unos meses el Programa VITAE vio la luz y poco a poco vamos consiguiendo que hayan más actividades. Cada vez son más las familias que nosotros acompañan y comparten estos momentos tan maravillosos que se viven con la llegada de un bebé.WhatsApp Image 2017-10-25 at 13.37.47

Estas son las actividades para el mes de Noviembre del Programa VITAE. Todas ellas tienen lugar en Riba-roja del Túria. Muy cerquita de Valencia.

 

 

Taller : Elige tu destino

publicidad-taller-elige-tu-destino

El día 21 estaremos en Riba-Roja de Túria impartiendo un taller de autoconocimiento y desarrollo personal. Si deseas inscribirte llama al Centro de Información Juvenil. El número de teléfono es 962770665.

Recuerda el taller será en el Salón de Actos del Centro Social, calle Miguel de Cervantes, s/n.

«No esperes que los demás te digan como eres, averígualo tú» Juan Trigo.

Tintes capilares durante el embarazo y puerperio

tinte_en_casa

Los tintes para el cabello son el producto de cosmética capilar más usado en todo el mundo, ya sea para esconder las canas o cambiar el look.
Durante el embarazo y la lactancia  encontrarás personas que te recomiendan no tintarte, otros te dirán que mejor evitarlo las primeras 12 semanas y otros que no pasa nada. ¿Quién está más acertado?

Cuando hablamos de los peligros de los tintes nos enfocamos en 2 temas completamente diferentes. Por un lado está el riesgo de alergia y por otro, la posibilidad de afectar al feto o bebé.

Las mujeres embarazadas o lactantes tienen las mismas probabilidad de desarrollar una alergia que el resto de la población. Aunque los tintes permanentes contienen sustancias capaces de irritar el cuero cabelludo, su  absorción cutánea es escasa, si la piel está intacta.

No obstante, hay que tener en cuenta que la progesterona que produce la placenta durante el embarazo debilita el cabello y facilita su caída. Además puede afectar a las características normales del cabello haciendo que este reaccione de modo distinto e impredecible a la coloración habitual. Si te tiñes el cabello muy a menudo el proceso se puede acelerar. En el embarazo los especialistas recomiendan aplicarse el tratamiento de 3 a 4 veces.

La debilidad y caída capilar empeora durante el puerperio y la lactancia, ya que  aumenta por la falta de estrógenos.

Los productos utilizados como tintes permanentes, en la actualidad, son mucho menos tóxicos y están muy controlados según la Directiva sobre cosméticos de la Unión Europea. El principal responsable de las reacciones alérgicas es el colorante derivado de la parafenilendiamina (PPD), sustancia prohibida en Francia, Suecia y Alemania, pero no en España. No obstante, la legislación europea es muy estricta respecto a las concentraciones máximas de PPD en tintes capilares.

Por otro lado, tenemos el miedo a que los tintes puedan producir malformaciones en el feto o pérdidas de embarazo. Los datos que se barajan actualmente sobre los productos químicos que incluyen los tintes permanentes y semi-permanentes indican que es seguro colorear el cabello durante el embarazo.

En 2010 se hizo un estudio con ratas, donde se les expuso a dosis 100 veces más elevadas que lo que habitualmente se utiliza en una aplicación humana. No se observaron cambios significativos en el desarrollo fetal.

Durante la lactancia materna, la información disponible es muy limitada, pero se cree muy poco probable que una cantidad significativa de producto químico pase a la leche materna.

Ahora ya sabes un poco más sobre los tintes capilares y tú decides que hacer.