Oxitocina vs Adrenalina

Cuenta una antigua leyenda: Una noche, un anciano indio Cherokee le contó a su nieto la historia de una batalla que tiene lugar en el interior de cada persona. Le dijo: “Dentro de cada uno de nosotros hay una dura batalla entre dos lobos. Uno de ellos es un lobo malvado, violento, lleno de ira y agresividad. El otro es todo bondad, amor, alegría y compasión”. El nieto se quedó unos minutos pensando sobre lo que le había contado su abuelo y finalmente le preguntó: ”Dime abuelo, ¿cúal de los dos lobos ganará?” Y el anciano indio respondió: “Aquél al que tu alimentes”.

Al igual que el lobo blanco y el lobo negro que nos cuenta esta historia, son dos fuerzas opuestas dentro de cada uno de nosotros. Del mismo modo actúan la oxitocina y la adrenalina. Ambas son hormonas potentísimas en nuestro organismo, cuando aumenta una, la otra disminuye. 

La oxitocina conocida como la “Hormona del Amor”, es segregada por nuestro cerebro en aquellas situaciones que nos generan bienestar, como puede ser una comida agradable con una buena compañía, recibir un masaje, estar en contacto con la naturaleza. Los picos más altos de esta hormona se producen durante el orgasmo, el parto y la lactancia. Las investigaciones han puesto de manifiesto que, a más momentos placenteros en tu vida, más receptores de oxitocina creas. 

La adrenalina es llamada la “hormona de la activación”, se libera en nuestro cuerpo ante situaciones de peligro, de estrés, de miedo. Nos pone en tensión, nos prepara para actuar rápidamente, poniendo todos nuestros músculos en alerta dispuestos a luchar o salir corriendo. 

Durante el proceso de dar a luz, si la mujer siente miedo o se siente en peligro, sus glándulas suprarrenales comenzarán a liberar grandes cantidades de adrenalina. Esto provocará que el útero esté en tensión y que los receptores uterinos sean ocupados por la adrenalina. 

Así como en la leyenda cherokee, aquí también hay una lucha, una batalla entre la oxitocina y la adrenalina, entre el sentimiento de amor y de miedo, entre la sensación de seguridad y de peligro. 

Prepararte física, psicológica y emocionalmente para el día del parto te ayudará a tener seguridad y confianza. Saber cuáles son las fases, qué puedes sentir en cada una de ellas, revisar tus creencias entorno al nacimiento, conectar con tu bebé, leer, acudir a charlas, buscar información veraz… todo ello hará que ese día te sientas más segura, más capaz y tus niveles de oxitocina ganarán a la adrenalina.Porque de ti depende, tanto el día del nacimiento de tu bebé, como el resto de los días de tu vida, ganará el que tú elijas alimentar

#partorespetado #matronaemocional #partoseguro #embarazo #preparacionpartoonline

¿Cómo el MÉTODO NACES puede disminuir el miedo al parto?

¿Tienes miedo al parto? Tranquila, no eres la única. Los expertos afirman que cerca del 14% de las mujeres sufren un miedo irracional al parto y su prevalencia está aumentando considerablemente desde el año 2000. No sabemos la estadística, pero por experiencia profesional y personal diría que la gran mayoría de las mujeres sentimos miedo en mayor o menor grado al hecho de tener que dar a luz.

Parir y nacer es un proceso fisiológico que viene haciéndose desde el inicio de la humanidad. Nuestros cuerpos de mujer están preparados para ello, pero por diferentes motivos, de los que hablaré otro día, hemos ido perdiendo en los últimos 40 años esa conexión y esa confianza en nosotras mismas.

Hay miedos para todos los gustos: miedo al dolor, a que sea un parto largo, a que el bebé tenga algún problema, a comportarse de «modo extraño», a no ser capaz, a una cesárea…

El Método NACES es una técnica de preparación al parto que ayuda a la mujer a vivir el nacimiento de su bebé como un acontecimiento positivo, con más calma y confianza.

Se basa en diferentes disciplinas como la  Programación neurolinguística, la hipnosis y la psicología-neuro-inmunología. A través de técnicas de carácter emocional y mental, se consigue que  la experiencia del nacimiento sea vivida desde la confianza y no desde el miedo. Se aplica en muchos países desde hace más de 25 años, con el nombre de Hipnoparto o Hipnonacimiento, aunque en España es bastante reciente.

WhatsApp Image 2018-07-06 at 21.09.13

El objetivo es reducir el miedo al parto y así romper el círculo vicioso entre miedo-tensión-dolor. A mayor miedo, mi cuerpo segrega hormonas de estrés que provocan que todo mi cuerpo esté en tensión y mis músculos más rígidos, aumentando así la sensación dolorosa, que a su vez hace que tenga más miedo.

Si quieres saber más sobre este método, el jueves habrá una charla. En la foto de abajo, puedes encontrar la información para inscribirte y si quieres más información sobre las sesiones individuales o grupales, no dudes en contactar conmigo.

WhatsApp Image 2018-06-27 at 18.16.57

 

 

 

 

 

Programa VITAE

Hace unos meses el Programa VITAE vio la luz y poco a poco vamos consiguiendo que hayan más actividades. Cada vez son más las familias que nosotros acompañan y comparten estos momentos tan maravillosos que se viven con la llegada de un bebé.WhatsApp Image 2017-10-25 at 13.37.47

Estas son las actividades para el mes de Noviembre del Programa VITAE. Todas ellas tienen lugar en Riba-roja del Túria. Muy cerquita de Valencia.

 

 

Tintes capilares durante el embarazo y puerperio

tinte_en_casa

Los tintes para el cabello son el producto de cosmética capilar más usado en todo el mundo, ya sea para esconder las canas o cambiar el look.
Durante el embarazo y la lactancia  encontrarás personas que te recomiendan no tintarte, otros te dirán que mejor evitarlo las primeras 12 semanas y otros que no pasa nada. ¿Quién está más acertado?

Cuando hablamos de los peligros de los tintes nos enfocamos en 2 temas completamente diferentes. Por un lado está el riesgo de alergia y por otro, la posibilidad de afectar al feto o bebé.

Las mujeres embarazadas o lactantes tienen las mismas probabilidad de desarrollar una alergia que el resto de la población. Aunque los tintes permanentes contienen sustancias capaces de irritar el cuero cabelludo, su  absorción cutánea es escasa, si la piel está intacta.

No obstante, hay que tener en cuenta que la progesterona que produce la placenta durante el embarazo debilita el cabello y facilita su caída. Además puede afectar a las características normales del cabello haciendo que este reaccione de modo distinto e impredecible a la coloración habitual. Si te tiñes el cabello muy a menudo el proceso se puede acelerar. En el embarazo los especialistas recomiendan aplicarse el tratamiento de 3 a 4 veces.

La debilidad y caída capilar empeora durante el puerperio y la lactancia, ya que  aumenta por la falta de estrógenos.

Los productos utilizados como tintes permanentes, en la actualidad, son mucho menos tóxicos y están muy controlados según la Directiva sobre cosméticos de la Unión Europea. El principal responsable de las reacciones alérgicas es el colorante derivado de la parafenilendiamina (PPD), sustancia prohibida en Francia, Suecia y Alemania, pero no en España. No obstante, la legislación europea es muy estricta respecto a las concentraciones máximas de PPD en tintes capilares.

Por otro lado, tenemos el miedo a que los tintes puedan producir malformaciones en el feto o pérdidas de embarazo. Los datos que se barajan actualmente sobre los productos químicos que incluyen los tintes permanentes y semi-permanentes indican que es seguro colorear el cabello durante el embarazo.

En 2010 se hizo un estudio con ratas, donde se les expuso a dosis 100 veces más elevadas que lo que habitualmente se utiliza en una aplicación humana. No se observaron cambios significativos en el desarrollo fetal.

Durante la lactancia materna, la información disponible es muy limitada, pero se cree muy poco probable que una cantidad significativa de producto químico pase a la leche materna.

Ahora ya sabes un poco más sobre los tintes capilares y tú decides que hacer.

Toxoplasmosis: El parásito de la personalidad

21

 

Hasta hace poco se creía que la toxoplasmosis era una enfermedad infecciosa que en la mayoría de los casos pasaba desapercibida y no afectaba posteriormente. Se pensaba que sólo si te contagiabas en el embarazo sus consecuencias podían ser graves.

¿Por qué se creía esto?

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa, causada por un parásito, el Toxoplasma gondii. Este parásito sólo puede reproducirse en los intestinos de los gatos. En las personas adultas sanas suele pasar desapercibida.

Sin embargo, en las mujeres embarazadas la infección por toxoplasmosis puede resultar dramática.

El riesgo de transmisión aumenta a medida que avanza la gestación. Mientras que los daños en el feto suelen ser más graves al comienzo de embarazo.

¿Qué dicen los últimos estudios?

Recientes investigaciones afirman que la infección no pasa sin dejar huella en todos nosotros. Tras la fase aguda de la infección, los toxoplasmas se quedan en “hibernación” y viajan a través del cuerpo para llegar al cerebro del anfitrión, provocando en éste cambios en su conducta. Esto provoca una disminución del miedo y de la ansiedad, una mayor impulsividad y un mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico. Consecuencia de la influencia que tiene el parásito sobre las sustancias químicas del cerebro.

¿Qué podemos hacer para evitar contagiarnos?

  • Evitar comer carne cruda o poco cocinada, a no ser que haya sido congelada a -20º durante un período de tiempo superior a 24 horas.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de manipular carne cruda. Limpiar los utensilios y superficies que se usen para preparar carne.
  • Lavar y pelar las frutas y verduras que se coman crudas.
  • Evitar el contacto con los excrementos de los gatos.
  • Usar siempre guantes de goma cuando se realicen labores de jardinería o similares.

¿Qué pasa con el jamón serrano?

Hoy en día muchas embarazadas reciben información contradictoria. El Ministerio de Sanidad sigue desaconsejando el consumo de embutidos y jamón serrano, a no ser que haya sido congelado previamente.

En 2012, el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) publicó un informe donde se establece una correlación entre el tiempo de salado/curado, el contenido de sal del jamón y la viabilidad del Toxoplasma. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) está pendiente de elaborar un nuevo protocolo sobre el consumo de jamón y alimentos curados en el embarazo.

Anemia durante el embarazo

images-14

Muchas de vosotras habréis oído hablar de la anemia durante el embarazo. Creo que es importante explicar con detalle las características especiales de este tipo de anemia.

La gestación es un proceso natural pero constituye una etapa de gran vulnerabilidad tanto para la madre como para el hijo. El aumento del volumen de sangre es uno de los cambios más importantes que tienen lugar en el cuerpo de la embarazada. Su finalidad es facilitar el crecimiento y desarrollo del feto.

Estos cambios comienzan ya tras la implantación del embrión y van aumentado a medida que las semanas de embarazo avanzan.

El cuerpo de la madre trabaja extra para satisfacer el aumento de las necesidades de oxígeno y de hierro. Todos sabemos lo importante que es el oxígeno para vivir, pero desconocemos que el hierro es necesario para la producción de la hemoglobina. Una proteína presente en los glóbulos rojos encargada de llevar el oxígeno a las otras células.

Anemia fisiológica del embarazo

Durante el embarazo  el volumen sanguíneo de la madre aumente considerablemente, es decir, necesitamos que haya más sangre para poder oxigenar nuestro cuerpo y el de nuestro bebé.

Pero la sangre está formada por 2 elementos bien diferenciados. Una parte es el plasma. Se trata de la parte líquida, en ella están inmersas la otra parte que son diferentes células, llamadas elementos formes. Estos son glóbulos rojos, blancos,plaquetas, entre otros.

Para nuestro tema nos interesa diferenciar entre plasma y los glóbulos rojos o eritrocitos. Vamos a pensar en los vídeos de «La vida es así», el primero sería el líquido que habría entre los diferentes personajes que circulan por los vasos sanguíneos. Estas figuras serían los elementos formes.

Durante el embarazo el aumento del plasma (el líquido) se inicia muy temprano y de forma lenta. A la semana 25 ha aumentado mucho . Al final del embarazo  puedes tener  entre 1250 a 2000 ml más de volumen plasmático.

La otra parte, te acuerdas,  los glóbulos rojos, también aumentan durante la gestación, pero de un modo más lento y menos pronunciado que el plasma. Esto provoca una disminución de la concentración de glóbulos rojos.

¿Qué significa esto? Que si analizamos una gota de sangre de una mujer embarazada veremos que hay menos células flotando, es decir,  los glóbulos rojos estarían más separados y en menor cantidad. Pero, recuerda, que  esto es un proceso normal, que se conoce como “Anemia dilucional” o “Anemia fisiológica del embarazo”.

Globulos-rojos-blancos-Analisis-sangre-PAELLACHIPS

Anemia ferropénica

Hay mujeres que no soportan la sobrecarga que supone el embarazo en su cuerpo y su hemoglobina baja por debajo de 11 g/l. El 90% de estos casos se producen por anemias ferropénicas, es decir, por falta de hierro.

La anemia se detecta frecuentemente en los análisis de sangre rutinarios que se hacen durante la gestación. Pero hay ciertos síntomas a los que debes estar alerta. Si te sientes muy cansada, apática, padeces dolor de cabeza frecuente, uñas quebradizas, tienes un color pálido de la piel y las mucosas o sientes dificultad respiratoria y latidos cardíacos acelerados al realizar las tareas cotidianas que antes no suponían ningún problema, no dudes en hablarlo con tu matrona, ell@ te solicitará una analítica y valorará la necesidad de añadirte un suplemento de hierro y/o explicarte las recomendaciones dietéticas.

Prevención

Una buena nutrición es algo muy muy importante. Si desde antes del embarazo te alimentas equilibradamente es más fácil tener bien abastecidos los depósitos de hierro y otros nutrientes fundamentales para tu salud. Durante el embarazo se recomienda una dosis de 30 mg diarios de hierro.

Te dejo un listado de los alimentos que contienen mayor cantidad de hierro en su composición. De ellos los que provienen de origen animal tienen una mejor absorción que los de origen vegetal. Lo ideal es juntarlos, así aumentas mucho más su efecto.

tabla alimentos ricos en hierro

 

 

¿Qué es el Síndrome de Ovario Poliquístico?

PCOSDel Síndrome de Ovario Poliquístico (PCOS) podría casi escribir el capítulo de un libro. Hace ya 12 años me diagnosticaron este trastorno y fue un golpe duro, así que comencé a buscar información de diversas fuentes. En esos momentos deseaba quedarme embarazada y siempre había tenido las menstruaciones bastante irregulares, y por eso había estado tomando anticonceptivos orales durante bastantes años. Al comenzar la búsqueda del bebé mis ovarios despertaron de nuevo, mostrándome que funcionaban de una forma diferente a la esperada. Mi idea es transmitiros en este post una nociones básicas sobre este tema y más adelante iremos profundizando en ello.

El síndrome de Ovario Poliquístico es la alteración endocrina más frecuente en mujeres jóvenes, se calcula que alrededor del 10% de las mujeres en edad fértil sufrimos este problema de salud.

Se produce por un exceso de hormonas masculinas (andrógenos) en el cuerpo. Esto ocasiona que los ovarios produzcan múltiples folículos que no llegan a madurar y se queden alrededor de la capa externa del ovario.

PCOS_s_ntomas
Imagen tomada del siguiente enlace http://las-hormonas.blogspot.com.es/2013/11/sindrome-del-ovario-poliquistico-pcos-i.html

En las mujeres con PCOS se alteran las ovulaciones, por eso el principal síntoma suele ser la falta de periodos menstruales o la irregularidad de estos.

Aunque este trastorno se diagnosticó en 1934, todavía se desconocen sus causas. Parece que hay un fuerte componente hereditario. El exceso de peso y el aumento de la producción de insulina agravan el problema.

Otros síntomas característicos de este síndrome son acné, hirsutismo (aumento del vello corporal), tendencia a la obesidad, alopecia (caída de cabello) y acantosis nigricans (manchas de piel oscuras ).

Para confirmar o descartar el diagnóstico el médico te realizará una anamnesis completa (preguntas sobre tu historial de salud y el de tus familiares), una analítica hormonal y una ecografía ginecológica.

Para poder confirmar el diagnóstico del PCOS han de cumplirse al menos 2 de los siguientes criterios:

  • Ausencia total de reglas o menstruaciones con ciclos muy largos (mayor de 35 días).
  • Presencia de signos que indiquen hiperandrogenismo (hirsutismo, alopecia y acné) y/o alteraciones hormonales en la analítica de sangre.
  • Ovario poliquístico (presencia de 12 o más folículos de pequeño diámetro) en la ecografía.

Es importante confirmar el diagnóstico de PCOS lo antes posible. Las mujeres con este síndrome tenemos más probabilidades de sufrir infertilidad por falta de ovulación, , abortos en las primeras 12 semanas de embarazo, obesidad, diabetes tipo 2, aumento del colesterol y triglicéridos en sangre, tensión alta y aumento del riesgo de padecer cáncer de mama, útero u ovarios en el futuro.

Aunque no existe un tratamiento para curar esta alteración, sí que existen medicamentos que pueden ayudar a tratar y controlar esta afección. La primera recomendación en caso de obesidad es la pérdida de peso. A veces esto es suficiente para regular los niveles hormonales y disminuir el riesgo de complicaciones posteriores, como diabetes, hipertensión….

Es importante cuidar nuestra nutrición y hacer ejercicio. No se trata tanto de hacer dieta como de cambiar el estilo de vida. Los últimos estudios recomiendan a las mujeres con SOP que mantengan dietas de bajo índice glucémico, ya que este trastorno se caracteriza por un aumento de los niveles de insulina en sangre. Esta dieta es recomendada tanto a las mujeres obesas como a las que no lo son.

Si en este momento de tu vida no deseas un embarazo te pueden recetar ciertos anticonceptivos orales o progesterona vía oral para regular el ciclo menstrual. Además existe medicación para disminuir el exceso de andrógenos o de insulina en tu cuerpo.

Así que recuerda que el Síndrome de Ovario Poliquístico es un trastorno  común y en la mayoría de los casos suele ser leve. Un cambio en tu estilo de vida, con una nutrición equilibrada y ejercicio físico adecuado a tu edad, puede ser el primer gran paso para mejorar.

 

error

¿Te gusta este blog? Sígueme y comparte el sitio :)