Plan de Parto

Ya has pasado el primer trimestre de embarazo y aunque queda mucho para el nacimiento de tu bebé, en tu mente ya comienzan a rondar preguntas, dudas e incluso miedos sobre el día de su nacimiento. El Plan de Parto es una herramienta que puede ayudarte a tener un poco más de tranquilidad ese día.

Un Plan de Parto (o Plan de Nacimiento) es un documento donde ser recogen tus deseos, expectativas y preferencias sobre la asistencia que te gustaría tener en ese momento tan especial. Temas como el tipo de analgesia, la rotura de la bolsa amniótica, la administración de oxitocina, el contacto piel con piel con tu bebé, el tipo de lactancia…son reflejados en este documento.

Se trata, pues, de un recurso para que manifiestes de manera indivualizada tus deseos, tus miedos y las particularidades que quieres que se tengan en consideración. A través de él muestras tu conformidad o no con las distintas intervenciones y protocolos que se realizan en los hospitales. Para ello, es imprescindible estar bien informada y saber cómo trabajan los profesionales sanitarios que te atenderán.

Dar a luz es un proceso fisiológico, en el que intervienen multitud de factores. Y tú tienes el derecho a decidir libremente el tipo de atención y los procedimientos que deseas, pero sin olvidar que pueden suceder muchísimas cosas a lo largo de todo el proceso y los profesionales sanitarios tendrán en cuenta lo que has reflejado allí, siempre y cuando no haya una situación de urgencia.

El Plan de Parto es tu deseo y una buena vía de comunicación con el personal sanitario. Pero quizás las circunstancias impredecibles hagan que no pueda cumplirse enteramente. Y recuerda que tú puedes modificarlo o incluso revocarlo en cualquier momento.

Cada persona ha tenido experiencias diferentes a lo largo de su vida. No es lo mismo si es tu primer bebé o si ya has dado a luz anteriormente, si este fue un nacimiento rápido y sin complicaciones o no. Por eso cada una de nosotras tiene unas necesidades y unos deseos distintos. Para ti puede ser muy importante que no te canalicen una vía, porque tienes terror a las agujas, mientras que para otra mujer ese es un tema que no le preocupa.

Piensa que la elaboración del Plan de Parto te ofrece una preciosa oportunidad de reflexionar sobre qué clase de parto deseas y que nacimiento quieres darle a tu bebé. Un buen momento para comenzar a redactarlo es al inicio del tercer trimestre. Se trata de un periodo de sentimientos confusos, donde se mezclan las ganas de conocer al bebé con las de acabar la gestación. Acompañado de un aumento de las preocupaciones relativas al día del parto.

Si quieres más información no puedes perderte la charla/taller del día 10 de Julio en Albabia o contacta conmigo a nivel individual si te surgen dudas.

WhatsApp Image 2018-07-04 at 13.27.20

Deja un comentario