Taller de porteo

20161019_114528

Esta semana hemos tenido la suerte de poder disfrutar de un taller de porteo, impartido por Silvia Guerrero, doula, asesora de lactancia, instructora de porteo y dueña de  Albabia.    La ponente nos explicó los beneficios asociados a portear a los bebés. Los seres humanos, nacemos mucho más inmaduros que las crías de otras especies. Necesitamos ser porteados durante nuestros primeros años de vida, hasta que conseguimos desplazarnos por nuestros propios medios.

Llevar al bebé en brazos o porteado imita el ambiente del útero y crea un entorno familiar y de protección. El bebé se siente seguro y está más tranquilo. Los estudios demuestran que los niños que son porteados lloran menos.

En el taller aprendimos las características de los portabebés ergonómicos. Os resumo las 5 condiciones básicas que  deben cumplir:

  • Que el bebé tenga la columna en forma de C cara hacia el adulto, de forma que el peso recae sobre las nalgas, el bebé ha de ir sentado, no colgado.
  • Que las piernas vayan separadas permitiendo que el fémur encaje en la cadera y el nivel de las rodillas vaya por encima de las nalgas, formando un ángulo de 90º. Tienen que dibujar una M visto de frente. Lo que llamamos “posición de ranita”.
  • La tela de las piernas debe ir de corva a corva (por debajo de las rodillas).
  • El bebé ha de ir pegado a la persona que lo lleva y sujeción máxima del portabebé para obtener la mayor superficie de contacto bebé-portador y conseguir el mayor sostén para ambos.
  • La postura más recomendable es que el bebé mire hacia el cuidador. Si lo colocamos hacia afuera su espalda se curva al contrario de su fisiología y  el peso del bebé recae sobre sus genitales. Además pierde la conexión con su portador y tiene demasiados estímulos sensoriales.

portabebes-ergonomicos-jpg

 

Deja un comentario